Creed extiende el legado de Rocky Balboa

Compartir:

Sylvester Stallone se ganó el corazón del mundo entero cuando en 1976 le dio vida al personaje de un boxeador en busca del éxito en Rocky, y ahora, cuarenta años después regresa a la misma historia pero desde un punto de vista completamente distinto, el del hijo de su ex contrincante y amigo Apollo Creed, en la que sería oficialmente la séptima cinta de una de las sagas más aclamadas de la historia del cine, inyectándole un nuevo aire, pero siempre con la misma carga emocional de sus predecesoras.

Creed1

Creed es un testamento al legado de Rocky Balboa, quien ya en el retiro recibe la visita de un joven que parece saber mucho sobre su historia y la de quien fuera su mejor amigo y oponente en el cuadrilátero, es en ese momento que el joven le revela que es hijo de aquel peleador muerto en el ring, quien ahora desea seguir los pasos de su padre y requiere la ayuda del experimentado ícono para lograrlo, esto desata una trama intensa, emocionante y humana que se estrena en salas nacionales.

Michael B. Jordan tiene sobre sus hombros el papel de Adonis Creed, mientras que en el elenco le acompañan Tessa Thompson como Bianca y Phylicia Rashād como Mary Anne Creed, junto a ellos están Graham McTavish, Wood Harris y Gabriel Rosado, con la actuación especial de los boxeadores Tony Bellew y Andre Ward.

Ryan Coogler dirige y escribe el guión junto a Aaron Covington, mientras que en la producción, regresan los encargados originales de los filmes de Rocky, Irwin Winkler y Robert Chartoff junto a Kevin King Templeton y el propio Stallone para un resultado espectacular.