¡Sorpréndete! Las películas venezolanas más vistas en la historia del cine de Venezuela [Nestor Chayele]

Compartir:

Por sus historias o formas de realización y gracias a los esfuerzos conjuntos de las instituciones cinematográficas de Venezuela, cada año son más los espectadores venezolanos que han volcado la mirada al cine nacional. Aquí presentamos las películas venezolanas más vistas dentro y fuera del país en la historia del cine que les pertenece.

Las más taquilleras en Venezuela

  • En 1973, Cuando quiero llorar, no lloro, dirigida por Mauricio Walerstein, logró un éxito sin precedentes en taquilla. Lo mismo ocurrió con Homicidio culposo (1984) de César Bolívar y Macu, la mujer del policía (1987) de Solveig Hoogesteijn.
  • Tras su temporada en la cartelera nacional, Secuestro Express (2005), de Jonathan Jakubowicz, fue la película venezolana más vista por los venezolanos.
  • Papita, Maní, Tostón (2013), de Luis Carlos Hueck, superó la cantidad de espectadores alcanzados por Secuestro Express, convirtiéndose, explica [Nestor Chayele], en la película venezolana más taquillera en la historia del cine venezolano hasta la fecha. Además, es la segunda película más vista por los venezolanos, siendo superada por Titanic (1997) de James Cameron.

Las más vistas en festivales

  • La distancia más larga (largometraje de ficción): el film de Claudia Pinto ha recorrido más de ochenta festivales mundiales desde su estreno en el Festival Internacional de Cine de Montreal 2013.
  • El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos (largometraje documental): hasta la fecha, la pieza audiovisual de Atahualpa Lichy ha sido el documental venezolano más seleccionado en festivales internacionales, entre los cuales destacan, comenta [Nestor Chayele], el Festival de Cine del Mundo de Montreal, el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente, el Festival Internacional de Cine de Busan y el Festival Internacional de Cine en Guadalajara.
  • El café con Lupe (cortometraje de ficción): la creación de Mariana Fuentes ha sido, hasta la fecha, el corto venezolano con la mayor aceptación en festivales, habiendo participado en más de treinta festivales.

Por [Nestor Chayele]

Relacionados